Las estaciones del mendigo y el perro.

Las estaciones del mendigo y el perro.

Imagínense “las cuatro estaciones de Vivaldi”.

Ahora bien, quitemos, las realezas, los palacios de Buckingham, la nobleza, al rey y a la princesa, el siglo XVIII, los carruajes, la elegancia y la opulencia.

Transportémonos a Costa Rica, en el mero siglo XXI. La lluvia sobre la montaña, las golondrinas bañándose, los relámpagos, los truenos, la quietud de las plantas de bananos, el rocío de las hojas de caña india, a mí tata tomando café, viendo que sabe que, entre las gotas de la lluvia. Remembrando aquellas décadas de los cuarenta, cuando tan solo era un niño y no existía el asfalto.

Bajen la mirada de esas montañas, mira los autos moviendo sus escobillas, al ritmo de el estrés de los bocinazos. Las personas que matarían por un taxi, el perro que escampa bajo la sombra de alguna casa, en la acera. Observen el semáforo en rojo, el estrés dibujado en los rostros de los conductores, los adolecentes caminando bajo la lluvia, como si poco les importara mojarse.

Ahora miren bien. Ahí está, justo ahí. El andrajoso viejecito, que lee algo en el periódico de hace varios días. Con sus zapatos rotos en el cesante andar al ninguna parte. Maldiciendo el presente, recordando el pasado, no sabe del futuro pues, para el eso no existe. De pronto deja la hoja del periódico que lee. Le toma importancia a las gotitas que se estrellan cerca de sus zapatos. Inclina un poco la vista hacia arriba. Mira como un auto pasa por un hueco de la carretera y le empapa el rostro. Se seca los ojos, pero no siente rabia. Sigue mirando las llantas de los carros pasar y pasar.

Escucha un pitazo, al tono de un re bemol. Los pasos de los habitantes danzan un vals, al sonido del acelerar y frenar de los autos. Levemente sus labios empiezan a dibujar lo que es una leve sonrisa. El semáforo esta en verde. El perro que descansaba en la acera se levanta, se sacude y bosteza. Se acerca. Él lo acaricia, el perro mueve el rabo. Nuestro amigo sonríe. El perro también.

Alza la mirada al cielo. Mira las golondrinas, en vuelos mágicos, al ritmo de un allegro. Ve a mi tata tomar el café, lo saluda con la mano. Ve las montañas mientras la lluvia empieza a mermar. Nota como las plantas de banano lucen cada vez mas verdes, siente el agua escurrir por sus mejillas y esta vez no son lagrimas. Se levanta feliz, el perro mueve la cola. El semáforo cambia a amarillo.

 

Bajo una leve llovizna, comienza a danzar un vals, al ritmo de la música clásica de una desordenada ciudad. Los transeúntes esquivan sus bellos movimientos. El hedor de sus ropas perfuma el cuadro. Con el semáforo en rojo salta a la calle, sigue danzando; liviano como bailarín de ballet. Su rostro es la alegría más pura. Su acompañante ahora es el perro, salta, mueve el rabo, ladra la alegría. Los improperios que le gritan los conductores son ovaciones. Sigue danzando, mientras la lluvia por completo se disuelve. Un rayo de sol pega, justo en el brillo de sus ojos. El semáforo vuelve a verde.

Los carros se aceleran, él ni cuenta se da. Sigue danzando junto al perro. Algunos curiosos lo miran pero no se detienen. Una patrulla se acerca, dos policías se bajan, se le acercan. Toma a un policía de las dos manos y lo invita a bailar. El perro vuelve a ladrar. El otro lo toma por la espalda y lo esposa. Lo meten a la patrulla, acelera aun cuando el semáforo esta en rojo. El perro corre detrás.

Por el parabrisas se escuchan las carcajadas de aquel mendigo, que danzo las cuatro estaciones de Vivaldi, un día que por un momento se olvido de su pasado y presente. Recordándose a sí mismo, que el futuro llega muy de repente.

Anuncios

2 pensamientos en “Las estaciones del mendigo y el perro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s