Diario Primero

Acaba de entrar a mi hogar,

Y al sentir el vértigo de la soledad,

En el rechinar de las puertas y los sonidos de mis zapatos,

Sentí esa necesidad inmensa de escribir…

De sentir… y de decirme que es hora, como lo dije en una canción

Es hora de dejar los miedos en la alcoba…

Ya creo haber vivido el luto de la soledad,

Ya llore, ya reclame,

Ya la vida volvió a ser ese paraíso que tanto tiempo soñé

Ya es hora de volver a buscar refugio en ti mujer…

Mujer monumento de vida ídolo perfecto de mi idolatría…

Mas si bien no soy el romeo que sueñas en los caminos de Morfeo

Soy el espadachín de armadura blanca con guitarras al alba

Que simplemente quiere entregar un poco aunque sea de su alma…

Mas si bien se que algún dia me cambiaras por otro corazón mejor

Te puedo ver a los ojos y decirte que es mejor

Cuando ese delito se cometa y cuando su mirada en el horizonte se me pierda

Más hoy sabiendo que no somos ni romeo ni Julieta

Te miro y te digo que no hay mañanas ni pasados

Simplemente quiero vivir el hoy…

Este presente convaleciente que muere en el siguiente segundo

Algunas veces hasta sin estar presente…

Vivo hoy, mañana me dejaras

Mañana tal vez me ponga a llorar,

Pero sin esas lágrimas te grito

“si no eres lo que soñé, ni tu la mujer que imagine

Hoy estaré contigo hasta el amanecer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s