El Lunes y El Azar

El Lunes y el Azar

Ya no me entretienen tanto las cartas, descubrí que más emoción azarosa tienen los vaivenes de unas caderas, mas peligro de derrota el camino marginado de un escote. Se reviven los  deseos en apuestas extrañas que no canalizamos bien, el descontrol juega al vértigo de la suerte, banca rota para los destinos de la seducción, muda la acción y la elección.

Aunque las cartas levanten fuego, no avivan mis ojos, el tahúr se vuelve débil, ante el furor de un rostro, exhalando sudor. ¡Apuesto todo! Al contonear de sus caderas, que sirvan el ron,mas le pienso mas  a una apuesta de virilidad que tres veces al destino.

La conciencia me dice detente, tu vos en mi oído con olor a susurro me dice adelante. En el horizonte solo miro la ruina acercarse. ¿A quién creerle no se? Mi alma apostadora se estruja lento, con una opresión en el pecho de ansiedad.

Al final de la noche, en el ir y venir de las estacas, los contornos, los escotes, los muslos torneados, la suerte no sonríe. Da igual me devasto en esta apuesta que no puedo abandonar o en la boca que no puedo negar.

¡Vamos qué más da!

Tiren las cartas tengo mucho que perder.

Ven moza sientate en mis regazos que si pierdo mi dinero tendría tu boca para escribir…

Para todos los ludópatas de los lunes y el azar

Diego López

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s