Hit the road Jack

Well
(don’t you come back no more.)
Uh, what you say?
(don’t you come back no more.)
I didn’t understand you
(don’t you come back no more.)
You can’t mean that
(don’t you come back no more.)
Oh, now baby, please
(don’t you come back no more.)
What you tryin’ to do to me?
(don’t you come back no more.)
Oh, don’t treat me like that
(don’t you come back no more.)

Una lagrima se desliza por entre el ordenador, todo suspicaz mente toma un sabor a mierda, el monologo de lluvia vuelve a irrumpir el verano, y ya no hay canción que Paquita pueda componer, para librarte en medio de Tequilas el ardor de una llaga que continua ahí, latente, solemne y precoz…

La esperanza se esfuma de una manera arbitraria, casi dictatorial, no venden en librerías manuales para encontrar el amor, y eso de que los hombres son de marte y las mujeres de venus solo sirve para limpiarnos nuestros traseros. Mejor llorar olvidando que teniendo y llorando, es duro pero es real…

Sin entrar en políticas de genero y tratando no generalizar, el ser humano occidental no esta capacitado para vivir en una cultura monógama, bueno al menos la mayoría. Pero no es tan grave, en el mar algo se puede pescar. Todavía existe El sabor de una mujer exquisita (Gabriel García Marquez), la debilitada fuerza de voluntad y la escasa inteligencia de un ser o una ser que sabe donde perder…

Y puede sonar cruel quizás, pero la verdad sigo con mi ideología sensata en mis extrañas de dar sin afán de recibir (claro esta que a veces hasta yo me contradigo) pero si damos algo con la intención de recibir tenemos doble oportunidad de quedar en el camino desepcionados, ¿triste? bienvenidos a la entre encrucijada no descubierta de los cuentos de hadas. Mis padres tiene 45 años de casados, pero soy testigo siendo el menor y heredero de sus problemas por mi soltería que el madero de la cruz aun sigue pesando…

Matar la esperanza, tal vez pero mejor seria, vivir al máximo, con intensidad, cada relación que se nos presente, siendo el perdón el pimentero de la confianza, y la tolerancia el mapa de las minas del Rey Solomon, pero quien esta capacitado para perdonar la traición y tolerar el olvido, NADIE! ¿Entonces? Excelente pregunta… Componer una canción por cada la¡grima derramada, un poema por cada emoción sentida y gritar con tus amigos una ranchera de No Volver頝 en la cantina de los olvidos… o mejor aun; ser un mártir al estilo cupido con flechas envenenadas de cianuro…

Si el amor ya no esta y solo dejo vinagre en la herida, evita recortarlo, bañarte de los jazmines de los buenos recuerdos, y pon a prueba todo aquello que en el pasado te hizo llorar, para que en el futuro te haga reír… si el amor esta a tu la lado, abrazalo y siente ese calor por un segundo si quieres. Deseando otro segundo en el mismo segundo que te separaste de el o ella, no preguntes ¿Hasta cuando? Mejor cuando sea, si ya las caídas superan las del mismo Jesús, detente en el camino y decirle Hit the road Jack…

Al fin y al cabo es mi punto de vista no mas…

d. Lopez
Para Tutu, Ale y todos aquellos que se les roto el corazón alguna vez…

Anuncios

2 pensamientos en “Hit the road Jack

  1. Excelente!!! Diste en el punto de todos aquellos que en algún momento en este largo y amargo camino de la “búsqueda del amor”, en lugar de toparnos con el amor nos estrellamos contra él, y despertamos de ese sueño q hemos creado para aliviar un poco la realidad y la soledad…

    Tengo una soledad
    tan concurrida
    tan llena de nostalgias
    y de rostros de vos
    de adioses hace tiempo
    y besos bienvenidos
    de primeras de cambio
    y de último vagón

    tengo una soledad tan concurrida
    que puedo organizarla
    como una procesión
    por colores
    tamaños
    y promesas
    por época
    por tacto
    y por sabor

    sin un temblor de más
    me abrazo a tus ausencias
    que asisten y me asisten
    con mi rostro de vos

    estoy lleno de sombras
    de noches y deseos
    de risas y de alguna maldición

    mis huéspedes concurren
    concurren como sueños
    con sus rencores nuevos
    su falta de candor
    yo les pongo una escoba
    tras la puerta
    porque quiero estar solo
    con mi rostro de vos

    pero el rostro de vos
    mira a otra parte
    con sus ojos de amor
    que ya no aman
    como víveres
    que buscan a su hambre
    miran y miran
    y apagan mi jornada

    las paredes se van
    queda la noche
    las nostalgias se van
    no queda nada

    ya mi rostro de vos
    cierra los ojos

    y es una soledad
    tan desolada.

    (Rostro de vos, Mario Benedetti)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s